La búsqueda de la salud en los países nórdicos

Surgenia cuenta desde este mes con una nueva colaboradora: María José Egea, que desde Estonia aportará su visión acerca de cómo los países nórdicos conciben la alimentación y nos enseñará a conocer mejor sus hábitos de consumo en todos los sectores.

Su primer post nos aproxima a este país y nos cuenta cómo la bebida parece ser uno de sus principales productos estrella si lo que buscamos es cuidarnos a través de la alimentación.

LA BÚSQUEDA DE LA SALUD EN LOS PAÍSES NÓRDICOS

Estonia es un país muy peculiar que se independizó de Rusia hace 25 años, dadas las grandes diferencias que había entre sus habitantes. Aún así, hoy un 30-40% de la población es de origen ruso y convive con las nuevas generaciones estonias abiertas al cambio, la tecnología y el ateísmo. De hecho, solo el 30% de este país es religioso. Esta mente abierta y cada vez más global ha provocado la incorporación de nuevos hábitos donde la búsqueda de la salud y un estilo de vida saludable parecen ser grandes motores del consumo.

Con un gran desprecio hacia los conservantes y aditivos, sus habitantes suelen buscar poder consumir productos lo más frescos posibles para que no pierdan sus propiedades. Es por eso que el abanico es muy variado. El mercado ha generado propuestas de valor con super-alimentos, vitaminas extra o aportando beneficios energéticos a base de ingredientes 100% naturales.

Por centrar la información en esta primera aproximación, nos enfocaremos en las bebidas. Por ejemplo, en los lácteos cabe destacar su amplia oferta de leches y yogures, siempre tratando de garantizar salud y calidad natural. La leche de vaca, por ejemplo, apenas dura una semana en la nevera y el yogur es un producto adorado: se vende a granel, para poder combinarlo con cereales, y ¡hasta en la tienda más pequeña hay un gran lineal rebosando de yogurt en litros!

ESTONIA: bebidas y salud

ESTONIA: bebidas y salud

Aunque también se ha visto en Alemania u Holanda, y en EEUU, la oferta de agua vitaminada aquí es variadísima, con productos que tienen entre otras vitaminas, biotina o el 100% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C. Una de las causas del consumo de estos productos es la falta de sol durante los meses de invierno, teniendo que recurrir ellos para que la química del cerebro no juegue malas pasadas emocionales.

En cuanto a los zumos, la variedad de packaging es testigo de una lucha continua por el “cómprame”. Recurriendo a mensajes originales y llamativos diseños, el agua de aloe, el zumo de coco y los mix de frutas o smoothies prometen sabores intensos mientras, de nuevo, se sigue cuidando la salud. En el caso de las infusiones es muy común poder comprar a granel un mix de hierbas y flores deshidratadas, siendo ofrecidos incluso en las tiendas de cosmética natural.

Por tanto, hay una gran oportunidad de mercado para las empresas españolas del sector de la alimentación que busquen ampliar sus horizontes. Los habitantes de países como Estonia y Finlandia tienen interiorizado el culto hacia la comida sana y ecológica, buscando no solo cuidarse, sino también respetar el medio ambiente con cada una de sus acciones de compra.

AUTOR: María José Egea, colaboradora del Observatorio de Tendencias

About the Author

The Author has not yet added any info about himself

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *