La revolución de la industria que viene

Poco a poco, el concepto de Industria 4.0 empieza a resultar familiar para quienes, acostumbrados a observar el entorno, no pasa desapercibida la paulatina transformación digital de la industria.

El hecho de que el consumidor integrara el entorno online en su día a día ha sido el gran impulsor de este cambio, que se inició tan pronto como las empresas tomaron la decisión de adentrarse en el mundo digital para relacionarse con sus clientes y prescriptores. Ya han pasado algunos años desde que el “Community Manager” era una “nueva profesión” que dio paso a otras muchas, entre ellas la de “analista de datos”, “experto en SEO / SEM” y “Digital Manager”. Hoy, todos esos términos ya no resultan novedosos y han pasado a conformar una nueva legión de perfiles profesionales vinculados con las nuevas tecnologías y su aplicación en la empresa para medir la relación con el consumidor.

Pero los avances de la tecnología son imparables. El crecimiento exponencial de los desarrollos TICs y el aumento del conocimiento sobre el potencial que suponen para la industria han iniciado una carrera de fondo con nuevos objetivos, más allá de la relación con el cliente: la eficiencia. En esto consiste la transformación digital de la Industria 4.0.

Así, tecnologías como la NFC (Near Field Communication), el IOT (Internet Of Things) y el Big Data son utilizadas para mejorar los sistemas productivos en términos de eficacia y eficiencia, minimizando los errores, mejorando y aumentando la transparencia sobre los procesos, almacenando más información sobre la trazabilidad, y ganando capacidad para analizar datos en grandes volúmenes.

industria-4

La industria 4.0

LOS FACTORES DE CAMBIO

Analizando el entorno, observamos grandes macro-tendencias que, como se menciona en la introducción, hacen imparable el desarrollo de este concepto y lo posicionan como una tendencia en alza:

De un lado, la integración de la tecnología en la vida diaria de los consumidores. Esta familiarización con los dispositivos digitales, las aplicaciones y funcionalidades que ofrecen y, por supuesto, el cada vez más ilimitado acceso a internet, nos han concedido una capacidad de acceso a la información nunca antes vista y que, además, nos resulta fácil, cómoda y sencilla de encontrar. Esta capacidad ha hecho aumentar nuestra curiosidad en torno a los procesos productivos, destacando como especialmente importante la información relacionada con trazabilidad de los productos: de dónde vienen, cómo se fabrican, con qué ingredientes/materiales, cómo se almacenan y cómo nos llegan a los lineales. Es en este contexto donde nace la oportunidad de desarrollar sistemas de control capaces de almacenar y registrar de manera más rigurosa y analítica. Así, gran parte de toda esta información, puede ser integrada en dispositivos como las etiquetas inteligentes, que la transfieren al consumidor con sólo acercar sus smartphones a un producto.

Por otro lado, la preocupación de la sociedad y la industria sobre la gestión de los residuos impulsa gran parte de los desarrollos de software e implementación de procesos. Estos tienen la finalidad de mejorar la eficiencia de los sistemas con mediciones y análisis de datos a nivel masivo, permitiendo anticipar la toma de decisiones para un uso más responsable de los recursos. Además, estos sistemas ofrecen datos más ajustados sobre cuestiones de gran relevancia para la eficiencia de costes, como por ejemplo, el uso energético, los desperdicios generados y los tiempos de producción. Lo más interesante es que, además, los desarrollos tecnológicos y el IOT permiten que las máquinas “hablen entre ellas”, reduciendo el esfuerzo humano en la modificación de los sistemas productivos en pos de una producción más inteligente y eficiente, pudiendo incluso integrar en ellos acciones vinculadas con otro concepto que nos ocupará otro artículo de investigación, como es la Economía Circular.

HACIA LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Existen programas europeos que ofrecen ayudas para facilitar a las empresas esta compleja transformación que, además de un cambio de mentalidad, requiere de importantes inversiones en hardware y software, así como un proceso de restructuración y diseño de nuevos procesos industriales. En esta línea, el programa Horizonte 2020, dedica su segundo objetivo estratégico al desarrollo de tecnologías y su aplicación a la mejora de la competitividad europea. Para ello, habrá que permanecer atentos a las ayudas de financiación que este y otros programas nacionales y regionales lancen con tal fin, ya que es importante adaptarse y adelantarse a los cambios que están por venir, ganando en términos de competitividad e innovación que permitan mantener a la empresa en una posición ventajosa.

siemens-industria-4

Siemens presenta las bases de la industria 4.0 en Hannover. Fuente: http://www.interempresas.net/Robotica/Articulos/121768-Siemens-establece-las-bases-de-la-produccion-del-futuro.html

Además de los programas, las empresas cuentan con el apoyo de Centros Tecnológicos que les asesoran y acompañan con especialistas técnicos y medios necesarios para la implementación de los nuevos sistemas y procesos.

LA INVESTIGACIÓN DE TENDENCIAS PARA COMPRENDER EL ENTORNO

Observar el entorno y analizar las preocupaciones que dirigen las acciones políticas y sociales nos permite identificar los factores que motivan los cambios en todos los ámbitos de nuestra vida y, por supuesto, también en la industria.

El análisis de los factores de cambio nos conciencia y sensibiliza frente a los procesos de transformación, dando sentido y justificando la necesidad de emprender acciones innovadoras y poniéndolas en valor para ganar en competitividad, el fin último que propone la Industria 4.0.

 

About the Author

The Author has not yet added any info about himself

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *